CONICET: Los Proyectos de Desarrollo Tecnológico y Social crecieron un 50%

La Dirección de Vinculación Tecnológica (DVT) actúa como unidad de enlace para brindar soluciones a las demandas de innovación tecnológica de los diversos sectores de la sociedad.

Es un área específica en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) cuya misión es conectar a las empresas, entidades estatales y organizaciones civiles con las tecnologías desarrolladas por los investigadores que allí se desempeñan.

Con la presencia del presidente del CONICET, doctor Alejandro Ceccatto, la vicepresidente de Asuntos Científicos, doctora Mirtha Flawiá, y el vicepresidente de Asuntos Tecnológicos, doctor Miguel Laborde, dicha Dirección presentó los resultados de gestión del año 2016 de mano de su director, Juan Soria.

Una producción en ascenso

Entre los datos más relevantes se destacan el aumento en la cantidad de Servicios Tecnológicos de Alto Nivel (STAN) disponibles que el Consejo brinda hacia las empresas, organismos públicos y Organizaciones No Gubernamentales (ONGs). De dos mil trecientos cincuenta contabilizados en 2015, se llegó a dos mil ochocientos ochenta y cuatro en 2016. “Los Servicios Tecnológicos de Alto Nivel son uno de los pilares de la Vinculación Tecnológica del CONICET y muchas veces la puerta para una relación de mayor intensidad con empresa y organizaciones”, indicó Soria.

Como se observa desde hace tres años, el principal contratante del Consejo son las Pymes; de los más de mil cuatrocientos adoptantes de herramientas de vinculación, transferencia y producción de tecnologías CONICET, el 60% corresponde a este segmento, siendo las organizaciones públicas (el Estado en sus tres niveles: municipal, provincial y nacional) y grandes empresas las que se disputan el segundo lugar con 14% de participación.

Durante su exposición, Soria destacó la importancia del área de Propiedad Intelectual del Consejo, considerando que “se mantuvieron los esfuerzos con similar cantidad de Formularios de Invención recibidos y con treinta y un patentes presentadas, siendo la oficina del CONICET una de las principales que operan y dedican en la materia en Argentina por parte de residentes”.

Otro de los datos destacados en la presentación fue el aumento de Proyectos de Desarrollo Tecnológico y Social (PDTS), una herramienta orientada al desarrollo de tecnologías que tienen por objetivo resolver un problema o aprovechar una oportunidad estratégica de la sociedad. Son además, un instrumento desarrollado para facilitar la valoración de las actividades de desarrollo tecnológico de los Investigadores. En 2016 se calificaron 93 proyectos de este tipo, más del doble que se presentaron en el 2015.

La creación de Empresas de Base Tecnológica (EBT) fue otro de los aspectos relevantes del informe. Investigadores del CONICET han sido partícipes de la conformación de veintidós empresas de este tipo, y a la fecha hay 34 proyectos en ejecución. “Las EBT son un vehículo no solo para llevar una tecnología al mercado sino que también permiten crear empleo a partir de una nueva entidad productiva”, puntualizó el Director de Vinculación Tecnológica.

Las acciones de promoción y fortalecimiento institucional, el desarrollo de Programas Especiales, la ejecución de convenios y seguimiento de éstos, la gestión de tecnologías y la participación en proyectos internacionales fueron otras temáticas destacadas.

Un área puesta en valor

Luego de la presentación, las autoridades del CONICET compartieron reflexiones con el personal de Vinculación Tecnológica presente.
El presidente del Consejo aseguró: “La Dirección de Vinculación Tecnológica es un área estratégica para el Consejo. Ponemos énfasis en la actividad que desarrolla como uno de los puntos que queremos promover más fuertemente”. Además manifestó: “En una país como el nuestro promover la transferencia es una tarea muy difícil, hasta los países más desarrollados es muy compleja la vinculación del sector científico- tecnológico hacia los productivos. Por ello estamos muy agradecidos por el esfuerzo que ponen todos y continuaremos bregando para que la política del Consejo se oriente a la transferencia manteniendo los niveles de excelencia que siempre hemos tenido”.

En tanto, el doctor Miguel Laborde, Vicepresidente de Asuntos Tecnológicos, también destacó la labor del personal. “No hay otro antecedente en Argentina, y me atrevería a decir ni en Latinoamérica, de otro organismo similar al CONICET que intente hacer vinculación tecnológica con 11 mil investigadores en su haber. Realmente es una tarea muy compleja y desafiante”, propinó.

Asimismo, Laborde manifestó que el desafío mayor está en los Centros Científicos Tecnológicos (CCT) que el Consejo tiene distribuidos en el país. En tal sentido remarcó: “En los CCT está el desafío de generar grandes proyectos tecnológicos en función de las necesidades que plantean los sectores socio productivos. Es fundamental que conozcan su territorio, lo releven y luego eso se traduzca en líneas de trabajo conjunto”.

Fuente: el diario

Comentarios

Comentarios

Autor: Contenidos

El contenido publicado por este autor no refleja en su totalidad el pensamiento de la Unión de los Originarios del Sur. Simplemente son notas publicadas en los medios de comunicación digital, gráfica o red sociales con la cita de la fuente correspondiente. El objetivo es generar reflexión y debate.