La industria metalmecánica no solicita los REPRO en Mendoza

El dato fue advertido por el gremio de la UOM en la provincia. Quieren saber por qué el empresariado no echa mano a la ayuda del Estado para evitar despidos.

Por Melisa Stopansky

El sector metalmecánico se movilizó en todo el país, en alerta por las consecuencias de la apertura de las importaciones y por la protección de la industria nacional.

Los dirigentes de la Unión Metalúrgica (UOM) y del empresariado nucleado en la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Asinmet) dieron cuenta de que peligraban unos 14.000 puestos de trabajo en la provincia, si no se daba un giro a las políticas impulsadas desde el Gobierno nacional.

Si bien se reconocieron los niveles de caída de actividad del sector, llamó la atención al gremio que no fuera solicitada la ayuda del Programa de Recuperación Productiva (Repro) para evitar despidos y solventar parte de los salarios de los empleados. Por esta situación, la senadora Anabel Fernández (Sagasti) solicitó un pedido de informes.

Luis Márquez, titular de la UOM en la provincia y secretario general de la CGT, confirmó la ausencia de solicitudes de Repro por parte del empresariado mendocino.

En lo que va del año no hemos firmado ni una petición de Repro. Por la mecánica de estos beneficios, debe pasar por el control del gremio. Nos parece extraño que no hayan pedido la ayuda estatal con el amesetamiento que tenemos de la industria“, dijo Márquez en diálogo con El Sol. De todas maneras, el gremialista subrayó que tampoco hubo despidos significativos.

Nosotros tenemos contabilizadas 12 bajas en lo que va del año, lo que tampoco es un número de alarma. El temor es a futuro“, consideró el secretario general de la CGT en Mendoza.

“Si no hay trabajo, la ayuda no tiene sentido”

Fuentes consultadas de la mediana y pequeña empresa metalmecánica explicaron que no han incorporado el sistema de los REPRO, porque “el Estado paga 3.000 pesos por empleado de un gasto total de 20.000 para sostener ese puesto“.

Si bien la norma indica que el REPRO es un equivalente al salario mínimo vital y móvil (8.060) se estaría pagando mucho menos en realidad.

Lo que el Estado tiene que bajar son los costos impositivos laborales, que nos van a hacer la diferencia y la política de inversiones. No resolvemos el problema con 3.000 pesos“, aseguró un empresario del rubro.

Fuente: el sol

Autor: Contenidos

El contenido publicado por este autor no refleja en su totalidad el pensamiento de la Unión de los Originarios del Sur. Simplemente son notas publicadas en los medios de comunicación digital, gráfica o red sociales con la cita de la fuente correspondiente. El objetivo es generar reflexión y debate.